Relato de una mamá que cambia de carrera

(Este artículo es la segunda parte del anterior: “Mamá full time: ¿por elección o azar?” Recomiendo leerlo antes.)


Valentina, después de un par de años de estar dedicada a ser mamá full-time, vive una serie de emociones, dulces y amargas, que tienen que ver con tener una existencia en torno a un bebé. En algún punto, le gana una cierta inconformidad y, cuando siente que su hijo está lo suficientemente grande, busca volver a trabajar. Combate su resistencia a confiar a su hijo en manos de otros, y consigue proyectos freelance.


Mientras estaba en medio de un proyecto demandante, se enferma, con una de esas enfermedades que asusta, y descubre que estaba sintiendo mucho estrés. Con el apoyo de su pareja, hace de nuevo una pausa, y

esta vez se da espacios para sí misma… Hace ejercicio, aprende acuarela, va a terapia… y va descubriendo que el camino que había empezado en su carrera, no era el que de verdad quería. Tenía más que ver con las expectativas de otros que con sus propios sueños.


En medio de estos descubrimientos, Valentina tiene un segundo hijo; ¡esta vez enseguida! Sin tratamientos. Se acababa de inscribir en una academia de arte y diseño, algo que estaba más conectado con sus sueños, y decidió continuar, mientras tenía a su segundo bebé.


Se sentía muy motivada con el arte, y disfrutando a su segundo bebé, cuando ¡su pareja se quedó sin trabajo! Esto es algo que le pasa a la mayoría en algún punto de su carrera, y que, como a ellos, les llega en un mal momento, sin preparación.


Al poco tiempo, su esposo logra emplearse de nuevo, pero con un sueldo inferior. Las finanzas de la familia se empiezan a desordenar y a inclinar mucho más hacia los gastos que a los ingresos. Todo apuntaba a que era hora de que Valentina consiguiera nuevamente un trabajo estable.


Por otro lado, Valentina se había dado cuenta que añoraba tener más libertad con su tiempo, que ya no le interesaba seguir “escalando una escalera corporativa”, y estaba entusiasmada con su academia de arte y un nuevo proyecto de emprendimiento. Si bien ella lo entendía, se sintió acorralada y presionada.


Después de varias conversaciones, consiguió tener el apoyo de su esposo para tener más tiempo y desarrollar su proyecto. Sin embargo, pasaba el tiempo y aún no tenía las ventas que tenía proyectadas y que necesitaban para sentirse más estables en lo económico.


Valentina fue entendiendo que este cambio que ella buscaba era un proceso a largo plazo y tendría que hacer concesiones en el camino, sin olvidar su visión, su sueño.

Se organizó y tomó nuevamente proyectos freelance, mientras seguía cultivando su emprendimiento. En ocasiones sintió de nuevo la presión de conseguir un trabajo, siguiendo su antigua línea. Cuando lo buscó, se dio cuenta que costaba mucho conseguir algo interesante, y entre más tiempo pasaba, más complicado se hacía que la llamaran a entrevistas. Después de todo, su pareja mantenía la expectativa de que ella pudiera seguir trayendo un mayor sostén económico, como ocurría antes de tener hijos… y ella también se lo cuestionó, ya que varias de sus pares seguían carreras ascendentes, aún con hijos pequeños, como ella.


He conversado con varias o pacientes que han sentido algo similar; en una sintonía distinta con su pareja o su ambiente profesional, más conectadas con su rol como mamá, o viéndose desde una perspectiva distinta en lo profesional y no pudiendo aterrizar estos cambios tan rápido como quisieran. En el fondo, es un proceso de negociación con uno mismo, con la pareja, así como de escucha y mucha compasión. Es un camino largo, pero que a la larga, ¡vale la pena! sobre todo si esto te lleva a una vida más auténtica.


¿Te suena familiar esta historia? Si buscas entender mejor lo que te pasa y poder tener mayor claridad sobre qué hacer para acercarte a tus sueños, teniendo en cuenta tu realidad y cuidando tus relaciones, escríbeme a karol@karolheilbron.com o haz click AQUÍ para que agendemos una sesión de claridad y ver de qué manera te podría acompañar en este momento.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo